Conoce a nuestros alumnos

Ainhoa Cabezón Pérez

ainhoa-cabezon

 

 

Máster Violencia y Maltrato al Menor

comillas-doradas A pesar de la distancia que suponen los cursos on-line, el acompañamiento del equipo profesional que compone el Instituto ha sido muy importante. comillas-doradas2

 


Trabaja para la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), dentro de la Unidad de Cooperación Exterior de Bolivia, en La Paz. Su cargo es Responsable de la Unidad de ONGD. Su labor principal es dar seguimiento a actuaciones de cooperación al desarrollo llevadas a cabo por las ONGDs en el país y en brindar apoyo  en temas de coordinación.


 

Pregunta: Al momento de cursar el máster en Violencia y Maltrato al menor en nuestro Instituto ¿que buscaba principalmente? ¿Qué aspectos básicos valoró a la hora de decidirse por este tipo de máster?

Respuesta: Lo que buscaba inicialmente, era profundizar en las temáticas y problemáticas que enfrenta la niñez. Uno siempre acaba queriendo saber más de aquellas temáticas que le interesan, que le mueven…Las niñas y niños siempre han sido para mí uno de los grupos poblacionales más interesantes y de los que más he aprendido a lo largo de los años. Las niñas y los niños aún no están “viciados” como lo estamos los adultos y a través de sus ojos y de sus sonrisas podemos llegar a ver otros mundos posibles. La violencia, lamentablemente, siempre está y ha estado presente, y conocerla ayuda a prevenirla. Así que era la mezcla perfecta para mí.

 

P: ¿Qué sugerencia le haría a quienes estén interesados en estudiar y seguir formándose en el  Máster Violencia y Maltrato al Menor?

R: Que se animen, que es muy interesante y que seguro les va a enriquecer mucho. Que se trata de un área muy importante y los costos son muy asequibles, lo que ahora también se convierte en un elemento a tener en cuenta. El poder estudiar a tu ritmo, acomodando tus horarios a tu vida, laboral y personal, es una gran ventaja.

 

P: De acuerdo a su área de competencia ¿Qué es lo que según usted, demanda especialmente el mercado laboral de los profesionales hoy en día?

R: En el ámbito de la cooperación, y creo que en todos los ámbitos de la vida, se necesitan personas que se crean realmente lo que hacen, personas comprometidas con los Derechos Humanos y con un concepto tan básico, pero no por ello menos importante, como el de la Justicia Social. No es poca cosa…Sabemos que en el mundo de la cooperación se dio un gran salto desde las “buenas voluntades” hacia la profesionalización del sector, pero como todo gran salto, se olvidó de sus raíces. El equilibrio entre ambos sería, desde mi humilde punto de vista, el ideal de un profesional de la cooperación (si es que lo hay…)

 

P: Según su experiencia ¿Cuál es la ventaja de cursar un máster en la modalidad ON-LINE como los que ofrece el Instituto Europeo Campus Stellae?

R: Fundamentalmente, el poder compatibilizar los estudios con el trabajo. El poder organizarte el tiempo y poder estudiar a tu ritmo, sin excesivas presiones aunque, obviamente, tienes que ser disciplinado para sacar algunos ratos libres. En mi trabajo, debo viajar constantemente a proyectos en áreas rurales complicadas, y el no tener fijados plazos estrictos por módulos, me ayudó mucho. He realizado otros cursos on-line en los que la exigencia de entrega en plazo por módulos era muy difícil de compatibilizar con mis viajes, e incluso, con el cambio horario España-Bolivia. Con IECS no tuve ese problema.

 

P: En un mundo laboral exigente y complejo ¿Cómo se logra conciliar la vida profesional activa, sin dejar de lado la formación continua?

R: En cualquier tipo de trabajo es necesario seguir “reciclándose”. El mundo avanza muy rápido y hay que estar preparado. Tener un trabajo, hoy en día, es un lujo, y nunca se sabe lo que éste puede durar. Creo que nunca se deja de aprender, y a veces, la posibilidad te viene de la mano de un trabajo, pero en la mayoría de las ocasiones, este aprendizaje debes “buscarlo” por tu cuenta. Estamos en constante proceso de seguir aprendiendo y por ello, creo que nunca podré dejar de estudiar…Es verdad que a veces no es fácil, y la vida personal o familiar se “resiente”, pero todo es parte de uno mismo, ¿no? Lo que me gustaría es que los días fuesen un poquito más largos…

 

P: ¿Cuáles son los aspectos más positivos que destacaría de los contenidos del Máster y de la formación que ha recibido en nuestro Instituto?

R: Quizá lo primero, y a riesgo de ser repetitiva, sería la flexibilidad y el equipo humano y profesional que acompaña el proceso. En cuanto a los contenidos más técnicos, me pareció muy interesante el abordaje de los temas desde una perspectiva más “macro”, iniciando por conceptos universalmente aceptados, marcos normativos internacionales etc., para después “aterrizar” en problemáticas más concretas. La actualización es fundamental, y tratar temas como el bullying o acoso escolar, me pareció muy acertado. Además, el no circunscribirse a un contexto geográfico o político-social determinado, sino abordar las distintas cuestiones desde una óptica universal, permite abarcar una mayor amplitud de visiones; al igual que lo consigue el intercambiar opiniones con otros estudiantes de distintas partes del mundo y de formaciones muy diferentes, a través de los foros. Al fin y al cabo, los niños y la violencia son comunes para todos.

 

P: ¿En qué medida considera que los conocimientos aprendidos le han ayudado para poder encarar eficazmente su trabajo?

R: Siempre ayuda y mucho, en el trabajo y en la vida. En temas como la violencia y la infancia, cuanto más se conozca mejor preparados estaremos para prevenirla, lo que debería ser el objetivo último, o primero, según se mire. Visibilizar estas problemáticas supone el primer paso, porque en estos tiempos, de lo que no se habla o no se escribe, pareciera que no existe y lamentablemente la violencia contra la infancia existe, y es más real de lo que muchas personas pudieran pensar.

 

P: Usted posee una amplia formación ya que cuenta con una Licenciatura en Derecho, Máster en Cooperación Internacional, Experta en Psicología Infantil, Máster en Violencia de Género…y ha sumado el Máster en Violencia y Maltrato al menor... ¿Qué le motivó a elegir estas áreas de la formación?

R: Vaya, así visto parecería mucho, pero es que ya tengo unos cuantos años (36, madre mía) y empecé muy joven ja, ja, y seguimos estudiando y aprendiendo. La verdad es que esta pregunta necesitaría una entrevista a parte…Por empezar por algún lado, empezaría por mis padres, que además de apoyarme siempre, fomentaron desde muy pequeñita en mí esa “conciencia social”. Recuerdo siendo muy chiquita escuchar en casa música latinoamericana a todas horas y escuchar frases de esas de las madres que te hacen empezar a pensar que el mundo había sido mucho más grande de lo que puedes imaginar cuando tienes poquitos años. Después, fui conociendo personas increíbles que me fueron abriendo aún más los ojos y que me acompañaron en esa búsqueda y reconfirmación de que otros mundos son posibles. Todas me ayudaron y me ayudan a crecer día a día…Pero sobre todo, mi trabajo con las niñas y los niños me ha enseñado a que lo más importante es no perder nunca la capacidad de poder ver el mundo a través de los ojos de otra persona, y si es una niña o un niño, mucho mejor…las miradas, las sonrisas y los abrazos que he recibido son las cosas que más atesoro en la vida, más allá de los títulos y los años de experiencia que se plasman en los fríos currículos. Diría que todo ello ha venido motivado por mi profunda fe en el ser humano y porque creo que las cosas pueden cambiar, aún creo en la eterna utopía…